Noticias y eventos

La Italia ganadora del polo, en Pitti

Presentación del set del jugador, que se inspira en los campeones de Europa

El polo y los motores de categoría se reúnen en un solo stand en Pitti Immagine Uomo 81, gracias a la asociación entre La Martina —líder mundial en equipos técnicos para el polo y proveedora del equipo italiano— y Maserati, patrocinador de la Selección Nacional italiana de polo, que se ha clasificado en primer lugar en Europa y ha llegado tercera en el Mundial de Argentina.

En el Stand 7 del pabellón Padiglione della Ghiaia, La Martina y Maserati han presentado hoy una importante iniciativa en el marco de un acuerdo bianual, en virtud del cual serán protagonistas de todas las principales manifestaciones de polo del mundo: la creación del set del jugador de polo, el mismo con el que La Martina ha acompañado a la Selección Nacional italiana, patrocinada por Maserati, hasta la medalla de oro en el campeonato europeo y la medalla de bronce en el último Mundial celebrado en 2011 en Argentina.

El set de polo, pensado tanto para el campo de juego como para después del partido, acompañará a los jugadores en los momentos clave del campeonato, desde los entrenamientos y el calentamiento, hasta el partido y las ocasiones sociales.
El set incluye la camiseta oficial de la Selección Nacional, a la que se unen las camisetas de piqué de manga corta y de punto grueso de manga larga, la gorra de béisbol, el chubasquero de nailon y la chaqueta de felpa, realizados en dos colores: azul marino y blanco.

Todo ello se guarda en la bolsa de cordura que recibieron los jugadores de la Selección Nacional de polo, autores de este resultado, junto con una cartera para portátil y un perfume que les recordará el olor de la victoria. Gracias a este acuerdo estratégico, que es la evolución natural de la experiencia del año pasado en la que las dos empresas colaboraron para celebrar el 150º aniversario de la Unificación de Italia, Maserati ha elegido a La Martina para adentrarse en el mundo internacional del polo, ya que éste comparte —al máximo nivel y sin rivales— el código genético de la marca de Módena, basado en la deportividad y la potencia, la sofisticación y la elegancia.